Noticias

China pide "algo" a cambio de abrir su mercado al exterior

29/11/2011

El ministro de Comercio, Chen Deming, denuncia el creciente proteccionismo. “Algunos países dicen dar la bienvenida a las inversiones chinas, pero incluso una pequeña fábrica de tornillos es considerada una ‘amenaza para la seguridad nacional’ y...

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Antes de abrir más su mercado al exterior, en respuesta a las peticiones de otros países, China pedirá “algo a cambio”, según afirmó ayer el ministro de Comercio del país asiático, Cheng Deming.

Para el ministro, existe una clara desigualdad de condiciones entre las empresas chinas en el exterior y las empresas foráneas en China. Según Chen, algunos países no estaban ofreciendo a China la misma apertura que China les estaba ofreciendo a ellos, informa ‘Shanghai Daily’.

En concreto, el ministro apuntó como ejemplo al sector bancario estadounidense: “Los bancos chinos tienen muchas dificultades para invertir en Estados Unidos, lo cual resulta desigual cuando Estados Unidos pide que China permita fusiones y adquisiciones en nuestro sector financiero”.

En las últimas semanas, se han acrecentado las voces en China que denuncian las medidas proteccionistas aplicadas por numerosos países contra las empresas chinas. El asunto ha vuelto al centro del debate tras el paradigmático caso de Huang Nubo, el magnate cuya oferta de compra de terrenos para construir un complejo turístico en Islandia fue rechazada por el gobierno del país nórdico. El proyecto habría supuesto una inversión de unos 200 millones de dólares en la isla.

“Algunos países dicen dar la bienvenida a las inversiones chinas, pero incluso una pequeña fábrica de tornillos es considerada una ‘amenaza para la seguridad nacional’ y es bloqueada”, dijo el ministro Chen.

Los inversores chinos lamentan especialmente que en una coyuntura de crisis como la actual, cada vez más países miran hacia China para comerciar e invertir debido a las perspectivas inciertas de las economías de Europa y Estados Unidos, pero, al mismo tiempo, China está siendo la principal víctima de una nueva oleada de proteccionismo en esos mismos países.

Según datos oficiales del ministerio chino, el año pasado Pekín fue objeto de 64 casos de litigios comerciales, con un capital implicado por valor de unos 7 mil millones de dólares.

Por ello, ante las expectativas por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de que China adopte nuevos compromisos, el ministerio chino de Comercio lo ha dejado claro: “China ofreció más de lo que debió haber ofrecido cuando entró en la OMC hace diez años; ahora China será más prudente”, sentenció Chen.

 

Wang Qishan calma a las empresas extranjeras

No obstante, no todo han sido reproches. El viceprimer ministro Wang Qishan dijo también ayer que las empresas foráneas que hacen negocios en China disfrutan de muchas políticas preferenciales de inversión comparadas con sus contrapartes chinas.

“En muchos sectores, el tratamiento que se procura a las compañías extranjeras es aún mejor que el que se da a las compañías domésticas”, afirmó el vicepremier durante un encuentro con miembros de la Asociación de Empresas Chinas con Inversión Extranjera.

Wang hizo referencia a las ventajas fiscales y los precios reducidos de terrenos y recursos a los que acceden las empresas del exterior desde que el país inició su proceso de Reforma y Apertura hace 30 años, medidas que iban dirigidas a captar capital extranjero.

En diciembre de 2010, China comenzó a gravar las empresas extranjeras con un impuesto extra en concepto de mantenimiento y construcción municipal y otro impuesto para educación, con lo que se unificaron las políticas fiscales para empresas domésticas y exteriores. Aun así, con el fin de impulsar las inversiones extranjeras, el Consejo de Estado aprobó en abril de 2010 medidas preferenciales y ventajas de precios sobre los terrenos para las empresas de capital foráneo que quieran establecer compañías de alta tecnología.

Frente a las quejas de los empresarios foráneos sobre el entorno de inversión en el país asiático, Wang reconoció: “Si hay algo que el gobierno chino pueda mejorar, podría ser el acceso al mercado” y afirmó que, a pesar de sus críticas, las compañías extranjeras están cada vez más interesadas en el buen ambiente de negocios en China, incluyendo su “sistema legal y gobernanza, su justicia y transparencia”.

Suscríbete!!!

y recibe nuestro boletín

Pincha aquí

Encuestas

¿Que margen de mejora ofrecen las relaciones hispano-chinas?




» resultados

Hebdomadario de la Política Taiwanesa
Jiexi Zhongguo
XVIII Congreso Partido Comunista de China
IV Simposio Electrónico Internacional sobre Politica China
Programa Minzu
RIBSI
Informe anual

IGADI Casa Asia Observatorio Virtual http://www.asiared.com Yuanfang Magazine